Propósitos con propósito

Buscando propositos que ayuden a los demas 2015


¿Cómo te fue con la revisión de propósitos de 2014? ¿Todo bien? ¿Todos cumplidos? Apostamos a que no. Es posible que hayas logrado cumplir algunos de ellos, pero pocas personas son las que realmente finalizan el año haciendo todo lo que se habían propuesto el 31 de Diciembre de 2013. 

 

Ahora ya llegó el 2015 y nos apresuramos a hacer una lista de deseos en lugar de una lista de propósitos; una cosa es que yo quiera vacaciones por un mes en Europa y otra muy diferente es que esté consciente del trabajo que eso implica, ya sin mencionar que realmente esté dispuesta a hacerlo.

 

Según algunas páginas en internet, los propósitos de año nuevo más comunes son: Dejar de fumar, pasar más tiempo con la familia, perder peso, hacer ejercicio, estudiar una especialidad, ahorrar dinero, remodelar la casa y pagar las deudas. ¿Te resultan familiares? Seguro sí.  El tema aquí es que tenemos los mismos propósitos desde 2010, sino es que antes, y aun así, no hemos podido lograrlo.

 

Lo que pocas veces nos ponemos a pensar es que los propósitos deben obedecer a un deseo muy grande, un deseo que realmente queramos satisfacer y que nos invite a sacrificar algo para poder lograrlo.  Los propósitos deben tener a un objetivo y no  a un deseo fugaz que dure menos que las 12 campanadas.

 

Esperamos que no sea tu caso, pero nos resulta triste que dentro de esos propósitos, no se encuentre “ayudar a alguien”. Estamos acostumbrados a que cada quien haga lo suyo, así que no es sorprendente pero sí triste.

 

Hoy queremos sembrar  en ti el propósito de ser mejor persona.

 

Les aseguramos que si estuviéramos en la calle con una varita mágica y le preguntáramos a la gente que pasa si es que quiere que la transformemos en una mejor persona, muchas de ellas dirían que sí. El asunto es que para serlo, se requiere un poco más que muchas ganas, requiere un compromiso muy grande.

 

Te proponemos un propósito con propósito: ayudar a alguien.

 

¿Por qué? Razones hay miles, tantas como las personas que necesitan nuestra ayuda y tantas como las personas a las que les podríamos cambiar la vida con pequeños pero importantes actos.  Todos somos factores de cambio en potencia, pero pocas veces nos lo recuerdan.

 

En Querétaro hay varios lugares en los que puedes apoyar. Identifica cuáles son tus fortalezas, tus talentos y busca un lugar en el que puedas ayudar. Estudia tu agenda y realmente comprométete con alguna causa real, tangible.

 

Asociación Brali I.A.P. es una de las instituciones que ayudan, que hacen la diferencia en muchas familias y estamos convencidos que estamos haciendo lo correcto; lo notamos en los padres, pero sobre todo en los niños. Si al leer esto algo se movió en ti, no  dudes en contactarnos.

 

Juntos podemos lograr mucho más.

 

Yesica Yazmín Guevara Sandoval

 

Comentarios: 0 (Discusión cerrada)
    Todavía no hay comentarios.